Francisco García Pavón: Nuevas historias de Plinio

Nuestro próximo club de lectura (28/04/2016) va a reincidir en la lectura de una segunda obra de nuevas-historias-de-plinio-mult-1415458891Francisco García Pavón después de El reinado de Witiza, de 1968, que es su primera novela policíaca larga. El libro que he elegido esta vez es de cuentos y relatos cortos: Nuevas historias de Plinio.

En nuestra anterior convocatoria os decía que Colmeiro, en su libro La novela policiaca española, señalaba que García Pavón fue consciente de inaugurar una tendencia prácticamente inédita en la literatura española: “lograr escribir historias policíacas  auténticamente enraizadas en su tierra, capaces de combinar equilibradamente la intriga policíaca con el rigor artístico”. Y que pese a los intentos de remontarse a Pedro Ruiz de Alarcón, la Pardo Bazán o Mario Lacruz, para dar cierto pedigree a la tradición española de narrativa policial, la crítica ha venido considerado a Pavón como el primer auténtico novelista policíaco español, porque en España no había más que una tradición imitativa de la novela policíaca extranjera en obras teatrales o en colecciones populares de kiosko. Para Colmeiro, el balance de la obra de Pavón es en conjunto positivo y la pregunta que se hace es por qué ha sido tan radicalmente olvidado por los lectores y escritores actuales españoles de “novela negra”. Yo tengo mi hipótesis y no es buena.

La discusión que se suscitó con respecto a nuestra primera lectura de Pavón puede resumirse brevemente: rechazo casi visceral de la novela y los ambientes descritos por parte de una pequeña minoría, y reconocimiento de los méritos de la obra por parte de la mayoría. Que las opiniones estén divididas no solo es natural sino incluso deseable, casi todos reconocieron la buena prosa y certera descripción de ambientes y personajes de la pluma de Pavón. Incluso los inclinados a valorarlo, entre los que me cuento, reconocimos una cierta ligereza en la trama de la novela, con delitos y criminales de poco fuste. Pero me sorprendió la radicalidad del rechazo de algunos: ¿se denostaba la literatura o lo que ésta relataba y describía? ¿No hemos pedido siempre al género realismo y verosimilitud? ¿No cumplía Pavón estas reglas? ¿O lo que no gustaba es que las cumplía en exceso? ¿Es por la misma razón que no gustó a algunos que se le ha olvidado? De cualquier forma, pese a la nutrida asistencia en un día prevacacional y a la apasionada discusión, Pavón merece otra oportunidad.

Las Nuevas historias de Plinio se divide en dos partes. En la primera parte están algunos de sus primeros relatos: El Quaque (cuento originalmente publicado en 1965, en ‘Las campanas de Tirteafuera’); Los carros vacíos (publicada ya como novela independiente en 1965) y Los jamones (cuento originalmente publicado en 1965, en ‘Los liberales’). En la segunda parte algunos de sus últimas historias: El huésped de la habitación número cinco; El caso de la habitación soñada; Echaron la tarde a muertos; Las desilusiones de Plinio y Muerte y blancura de Baudelio Perona Cepeda.

Francisco García Pavón: El reinado de Witiza

En nuestro próximo club de lectura vamos a volver a nuestra piel de toro y a fechas muy
libro_big_118próximas a esos años cincuenta en que Mario Lacruz publicó una de las escasísimas novelas de tema criminal de la literatura española, El Inocente. Obra que le debía más a Camus en su estilo que a Doyle, Hammett o Simenon, juntos o por separado. Justo fue en 1953, cuando se publicaba esta novela, el momento que Francisco García Pavón eligió para hacer su primera incursión en el género policíaco con un cuento que ganó el premio de la revista literaria Ateneo y dar vida a su peculiar personaje: “De como el Quaque mató al hermano Folión y del curioso ardid que tuvo el guardia Plinio para atraparlo”. La buena acogida de este relato hizo que el escritor manchego publicara otras muchas obras (cuentos, novelas cortas y novelas) centradas en las aventuras de Plinio y su “Watson” particular, don Lotario, veterinario en lugar de médico, y en el ambiente de un poblachón manchego, muy representativo de esa España rural que empezaba a agonizar (y a desaparecer) a consecuencia de la modernización de los años sesenta y setenta. Dice Colmeiro en su libro La novela policiaca española, que García Pavón fue consciente de inaugurar una tendencia prácticamente inédita en la literatura española: “lograr escribir historias policíacas auténticamente enraizadas en su tierra, capaces de combinar equilibradamente la intriga policíaca con el rigor artístico”. Y añade Colmeiro que pese a los atisbos de la Pardo Bazán o Mario Lacruz, la crítica ha venido considerado a Pavón como el primer auténtico novelista policíaco español, porque es España no había más que una tradición imitativa de la novela policíaca extranjera (bien de la inglesa, bien de la americana) en obras teatrales de preguerra o en colecciones populares de quiosco de postguerra. Colmeiro se entretiene en hacer una penetrante valoración de la abundante obra de Pavón que pondera logros y defectos, pero que resulta en conjunto positiva. La pregunta es por qué ha sido tan radicalmente olvidado por los pergeñadores actuales de eso que llaman los escritozuelos actuales españoles “novela negra”. Yo tengo mi hipótesis y no es buena.
Llevábamos casi tres años sin volver a España y ya era hora de volver a cruzar el charco. Nuestra novela a leer de Pavón será “El reinado de Witiza“, de 1968, que según palabras de Colmeiro es su primera novela policiaca larga, en que se “desarrollan plenamente las características de su saga policíaca que hasta entonces estaban en fase embrionaria”. Comprobaremos con placer si es así y qué tal ha resistido su lectura el paso del tiempo. Si os gusta no descarto visionar algún capítulo de la serie televisiva que lo llevó a la pequeña pantalla con tanto éxito de público como de inminente anuncio de su desaparición en el mundo del libro.
Os espero a todos en nuestro próximo club.

Breve Historia de la Comunidad Valenciana

El propósito al poner en marcha esta Breve Historia de la Comunidad Valenciana es ofrecer un portal de entrada al estudio de nuestra historia a los profesores y estudiantes interesados en profundizar en nuestro pasado como contrapunto de la Historia más habitualmente  estudiada de España. Ofrecer, por tanto, una guía con los datos y hechos esenciales y las orientaciones bibliográficas imprescindibles para profundizar posteriormente en los asuntos y periodos que más interesen.PortadalibroHCV1

La estructura cronológica adoptada tiene por principio resaltar la importancia de la conquista como elemento conformador de nuestra sociedad, por lo que hemos dividido nuestra Breve  Historia  de la Comunidad Valenciana en cuatro capítulos:

  1. De los orígenes hasta Sharq Al-Andalus.
  2. El reino de Valencia, territorio de frontera (ss. XIII-XV).
  3. La Edad Moderna y el fin del Reino de Valencia.
  4. El País Valenciano Contemporáneo.

Acompañamos cada apartado de las correspondientes notas y bibliografía y, al final, hacemos una propuesta de trabajo didáctico planteando cuestiones para cada una de ellas, en las que hemos apuntado a ejercicios de síntesis. Por supuesto, nuestras propuestas son meramente sugerencias cuya utilidad juzgarán los profesores que decidan utilizar nuestro trabajo en parte o en todo. Por experiencia propia, como profesores de Historia, podemos decir que la lectura de los avatares históricos de nuestra Comunidad constituye además un excelente contrapunto didáctico del estudio de la Historia de España. Hemos experimentado este extremo varias veces antes de ultimar nuestro trabajo.

Nuestras disculpas anticipadas por los errores que, sin duda, habremos cometido.

Los autores: Luis Juan, Vicente Llácer, Luis Valera y José Manuel Llácer.

Programación del club de la A. Senior

El Club de lectura de narrativa negra y criminal que se propone para la Asociación Senior de la U. Politécnica de Valencia tiene por objetivo hacer un recorrido desde los orígenes del género hasta el momento actual leyendo las obras originales más importantes.Portada Club Senior

La idea es conocer a fondo la evolución y cambios que se han producido en el género en el siglo y medio que lleva en vigor, calibrar su calidad, su particular equilibrio entre ficción y realidad, entretenimiento y reflexión, sus tópicos y reglas… Y, lo más importante, conversar a gusto sobre todo ello una vez leídos a los mejores autores.

1ª Sesión: La creación del género criminal.
Lecturas: E. A. Poe: Los crímenes de la calle Morgue / La Carta robada (1845) / Emile Gaboriau: El caso Lerouge (1866).
2ª Sesión: La consolidación del canon detectivesco.
Lecturas: A. Conan Doyle: Estudio en escarlata (1887). / Las aventuras de Sherlock Holmes (1891).
3ª Sesión: La edad de oro: la novela detectivesca clásica.
Lecturas: G. K. Chesterton: La incredulidad del padre Brown (1926) /Agatha Christie: Asesinato en el Orient Express (1934).
4ª Sesión: La edad de plata: la novela negra americana.
Lecturas: Dashiell Hammett: Una mujer en la oscuridad (1933) /Raymond Chandler: El sueño eterno (1939).
5ª Sesión: La novela policial europea y la supremacía del modelo americano.
Lecturas: George Simenon: Pietr el letón (Maigret, 1931-32)/Ross Macdonald : La mueca de marfil (1951).
6ª Sesión: La consolidación de la nueva novela policial europea: Suecia.
Lecturas: Per Wählo y Maj Sjowall: Rosseanna (1965) / El hombre del balcón (1967).
7ª Sesión: El intento de recreación de la novela negra en España.
Lecturas: Juan Madrid: Un beso de amigo / Las apariencias no engañan (1980-82).
M. Vázquez Montalbán: Yo mate a Kennedy / Tatuaje (1970-2).
8ª Sesión: La novela criminal americana y europea abandonan al detective.
Lecturas: James Ellroy: La colina de los suicidios (1986) / Ian Rankin: Nudos y cruces (1987).
9ª Sesión: El nuevo patrón de la novela criminal contemporánea.
Lecturas: Henry Mankell: Asesinos sin rostro (1991) /Andrea Camilleri: La forma del agua (1994).

El club de lectura se realizará en sesiones mensuales, los segundos martes de cada mes a partir de las 7,30 de la tarde, ajustándose las fechas en caso de periodos vacacionales, en las Universidad Politécnica.

El club está abierto a alumnos de bachillerato y ciclos, padres, profesores y personal no docente, es de asistencia libre y voluntaria y sólo conlleva dos condiciones: leer los libros y participar en las tertulias, ambas en la medida de los deseos de los asistentes.

Charles Williams: La larga noche del sábado

Pese a la relativa división de opiniones con que disfrutamos en nuestra última tertulia, en que la mayoría nos inclinamos por las cualidades narrativas de Charles Williams y por su adscripción a la narrativa criminal realista americana, el próximo club lo dedicaremos a otra de las novelas de este poco conocido autor que sin embargo ha sido llevado al cine muchas veces, tal vez porque quienes calificaron la temática de Williams de “romántica” o “amorosa” tengan un poco de razón, sin con ello negarle una posición de pleno derecho en la narrativa criminal, y en la perspectiva de las historias “tough”, al estilo de un James Cain o un David Goodis. 
Confidencialmente tuya
La novela elegida para el 25 de febrero es “La larga noche del sábado”, de la que por fortuna disponemos de un versión cinematográfica nada menos que de François Truffaut y, como siempre que profundizamos en algún escritor y en su relación con el cine negro, nos llevamos sorpresas y además, agradables. “Vivament le dimanche” es el título con el que Truffaut adapta la “Larga noche del sábado” de Charles Williams (“Confidencialmente tuya”, en la versión española), pero no es una de sus excelentes películas más, es su título póstumo. Y que esto ocurra precisamente con esta novela no deja de ser curioso. Precisamente, algunos críticos relacionan esta película de Truffaut con otros títulos del autor llevados al cine como “The hot spot” de Dennis Hooper, basada en su novela “Labios ardientes” o la más reciente “Dead Calm” de Phillip Noice, basada en la novela “Calma Total”, que Orson Wells ya llevó al cine con el título de “The Deep”, y otros escritores que ya conocemos  como James Cain y David Goodis, cuyas novelas adaptadas al cine constituyen una especie de subgénero erótico (¿romántico?) dentro del género criminal que tuvo cierto éxito en una época concreta del cine negro. ¿Sugerente, verdad? Seguro que podremos discutirlo.

Charles Williams: El arrecife del escorpión

Nuestro autor elegido para el día 27 de enero es, como os anuncié en nuestro último club, Charles Williams. Un escritor muy desconocido en España incluso para los lectores avezad51428214os en la novela negra americana, aunque algunas de sus obras fueron llevadas al cine e inspiraron clásicos del cine negro como Calma Total. La obra que vamos a leer es El arrecife del escorpión, de 1955. No es una obra fácil de encontrar en bibliotecas o librerías, aunque sí que podéis pedirla por internet (y en Amazon y Casa del Libro también).
He recopilado toda la información plausible que he rastreado en internet, cosa nada fácil por la homonimia de nuestro Charles con otro escritor y poeta británico, amigo de  J. R. R. Tolkien y de  C. S. Lewis, con quienes compuso un trío que tomó por nombre los Inklings (inspirado en la Saga de los Inglingos, de Snorri Sturlusson, una de las más antiguas sagas islandesas). Como podéis imaginar, a parte del nombre, no pueden ser escritores más distantes en temática y estilo.
Hay una biografía de Charles Williams de un escritor español, Hernán Migoya, que obsesionado con dicho autor desde que leyera a los 12 años su novela El arrecife del escorpión, decidió con 25 años viajar a Estados Unidos para rastrear la tumba de Charles Williams y rendirle tributo, cuyo título es La tempestad y la calma, os adjunto en PDF un interesante extracto de 12 páginas de dicha biografía. Hernán Migoya protagonizó un interesante escándalo en 2003 a cuenta de la corrección política y a raíz de una de sus provocadores e irreverentes libros, el libro de relatos, Todas putas, que pasó inadvertido hasta que su editora, Miriam Tey, fue designada directora del Instituto de la Mujer. La oposición (entonces el PSOE) cargó contra el gobierno por elegir a una persona que había editado un libro denigrante para la mujer. Uno de los relatos iba de un violador haciendo apología de su condición, un relato cargado de artilugios retóricos y omisiones históricas que hacen ver la situación del violador como algo digno de ser celebrado. A pesar del grado de violencia del texto, Tey logró no ser destituida ni Todas putas censurado.

Confieso que no he leído la novela y que desconozco prácticamente todo sobre el autor, por lo que será nuestro amigo Jerónimo García el responsable de presentar y contarnos todos los detalles acerca del escritor y su obra, y si nos gusta, no excluyo que en febrero disfrutemos además de una de sus novelas llevadas al cine, veréis información sobre ello en el material que he reunido acerca del autor.

Os espero a todos el 27 de enero en Matisse (www.salamatisse.es), como siempre.

 Un muy cordial saludo a todos

Maj Söjwall y Per Wahlöö: El policía que ríe

El pasado club fue para mí la confirmación del acierto de una actividad y, además, de acierto triple: por el constante aumento del número de asistentes desde hace ya más de un año (de una media de 12el-policia-que-rie-14 a una media de 20-24 personas); por la calidad intelectual de los aportes a nuestra tertulia de los asistentes (a veces propias de expertos) y por la calidez humana con que suelen desarrollarse nuestros clubs… La pasada sesión en que mi intención era traer a unos autores poco conocidos en España todavía, y siendo menos conocida aún su auténtica repercusión en el decurso de la narrativa criminal contemporánea, me sorprendió el hecho de -pese a no disponer de película que oponer a la novela- la discusión se alargara hasta casi las once de la noche y el tiempo pasara tan rápido.Dejando a un lado que algunos los conocíais perfectamente. 

En nuestro próximo club del día 25 de noviembre vamos a contraponer una versión cinematográfica norteamericana de la novela de nuestra  pareja de periodistas suecos, Maj Söjwall y Per Wahlöö, se trata de su cuarto libro: El policía que ríe, de 1968. Su trama es sorprendentemente moderna: “Mientras que toda la policía de Estocolmo está movilizada para hacer frente a una manifestación contra la guerra de Vietnam, dos de sus miembros descubren un autobús lleno de pasajeros masacrados con una pistola ametralladora. Entre las víctimas había un policía de la brigada de homicidios: Åke Stenström. Así comienza una de las mejores novelas de la serie en la que, además de la parte de investigación como de costumbre, Sjöwall y Wahlöö nos dan a ver impecablemente una Suecia, donde, bajo el disfraz de la democracia casi perfecta se ocultan las mismas infamias policiales y políticas que en cualquier otro lugar de Europa occidental”.

La San Francisco ciudad desnudanovela es en mi opinión una de las mejores de Maj Söjwall y Per Wahlöö, y la película que traslada la acción a EE.UU.: San Francisco, ciudad desnuda de Stuart Rosemberg, de 1973, protagonizada por Walter Matheau, apunta una buena calidad por el conjunto de su filmografía. 

Este director casi olvidado , entre otras, dirigió la famosa película de Paul Newman: La leyenda del indomable y también otra que ya vimos interpretada por el mismo actor en el papel de Harper: Con el agua al cuello.

Tenéis una interesante crítica de esta novela en este enlace: La serie de Martin Beck.
 
Os espero a todos el próximo miércoles 25 de noviembre en Matisse (C/ Campoamor, 60, www.salamatisse.es) a las 8,15 para compartir nuestras opiniones y sugeriría que nos esforcemos en ser puntuales, porque es día de película

LO QUE DEBES SABER SOBRE LA HISTORIA

Luis Juan Grau, Vicente Llácer Pérez,  José Luis Pellicer Mor, Luis Enrique Valera Muñoz          

[ISBN978-84-95333-41-4, 168 págs., EDITORIAL DIÁLOGO, 2ª Edición: septiembre 2002]

La Historia constituye una de las materias clásicas en los programas de estudio de todos los países que se consideran civilizados. Para la sociedad, la Historia constituye la memoria de la continuidad con el pasado, donde podemos encontrar los relatos canónicos de nuestro origen, nuestra identidad y nuestros aciertos o trágicos errores del pasado, remoto y reciente. Pero el estudio de la Historia no suele estar acompañado por la comprensión de la naturaleza del saber histórico, ni siquiera por el conocimiento del propio pasado de ese oficio de historiar. Nunca estamos seguros de qué es eso de la Historia. ¿Un conocimiento científico? ¿Un conjunto de saberes más o menos eruditos? ¿Un discurso lleno de las hazañas épicas de los grandes personajes del pasado? ¿O un relato de curiosidades sobre la vida de nuestros antepasados? Invitamos al lector a reflexionar con nosotros acerca de las peculiaridades, los antecedentes y los contenidos esenciales de la Historia que nos vemos obligados a estudiar en los centros educativos y que tal vez nos convenga conocer un poco mejor. Aunque sólo sea para evitar que nos hagan pasar por saber histórico lo que no es sino relato interesado.

ÍNDICE:

  1. ¿QUÉ ES LA HISTORIA?
  2. LA HISTORIA A LO LARGO DE LA HISTORIA
  3. ¿QUÉ SUCEDIÓ EN LA HISTORIA?
  4. UNA MIRADA A ESPAÑA Y SU HISTORIA

ENLACES:

http://www.editorialdialogo.com/A7_Lecturas_historia.htm

http://www.amazon.es/debes-saber-Historia-Tabano-Pensar/dp/8495333414

http://especiales.publico.es/libros/770261/lo-que-debes-saber-sobre-la-historia

http://www.agapea.com/libros/LO-QUE-DEBES-SABER-SOBRE-LA-HISTORIA-9788495333414-i.htm

¡HUY! Porqué todo el mundo debe a todo el mundo y nadie puede pagar

John Lanchester

[270 págs.] Anagrama, Barcelona, 2010.

Sí, es un libro publicado en otoño de 2010, ¿qué hago reseñándolo cinco años después? Pues es que lo acabo de leer y no puedo dejar de recomendarlo. Como no puedo más que reírme de ese falso concepto de novedad o actualidad, como si no siguiéramos inmersos en 2015 en esa puñetera crisis global del capitalismo que se inició en el verano del 2007 en el sector financiero de los derivados de EE.UU. y después de hundir a Lehman Brothers se extendió al sector financiero mundial y muy en particular al vinculado con el mercado inmobiliario, y que conocemos como “Crisis del ladrillo”. Y ahí está la clave de mi invitación a la lectura: ¿estáis seguros de que comprendéis (o mejor comprendemos) qué son los derivados y cómo funcionan y cómo es posible que sobre hipotecas subprime de dudoso cobro se montaran cócteles financieros que talentos matemáticos calificaban en sus cálculos de riesgo como de riesgo cero?… Bueno, ¿suena a chiste, verdad? Pero para reír los chistes hay que entenderlos primero y este libro es lo mejor que he leído explicando lo inexplicable. Y lo sigue siendo. Pero por si mi opinión no es suficiente (cosa que me parece sensata pensar) os adjunto algunas opiniones más autorizadas que la mía sobre estos temas. Además, no olvidéis que el futuro no existe y el presente no es más que la infinitesimal superficie que cubre el océano sin fondo del pasado, lo digo por si os preocupa esa tontería de la actualidad. Y que de lo que se trata es que no nos ahoguemos en esas aguas de las que aún no hemos logrado escapar.

Reseñas:

«Aunque el autor es conocido del público lector español gracias a varias novelas, en este libro describe, para el lector no especializado, la crisis económica mundial del capitalismo del final de esta primera década del siglo XXI. Con gran conocimiento del tema, soltura estilística y ácida ironía, nos va explicando cómo funcionó esta economía de la pura especulación. Es interesante el pa­pel que tuvieron en la crisis los cálculos demencialmente equivocados que los matemáticos financieros realizaron acerca del riesgo. Otro factor primordial de la crisis fue la dejación de la función reguladora por parte de las ins­tituciones oficiales que representan los intereses de los contribuyentes, quienes serán los que pagarán la factura del desastre. Finalmente, encontramos la apelación eco­nómica y ética a la idea de respetar el concepto de «sufi­ciente» y de poner los límites al afán de posesión para construir una economía sostenible y satisfactoria para la humanidad en su conjunto. «Coged un ejemplar de este libro: el buen humor y la grata compañía os esperan a lo largo de la lectura» (The New York Times); «Comprensible para el lector sin cono­cimientos de especialista y, por encima de todo, devasta­doramente divertido» (Will Self).  «Un libro impactante» (Joaquín Estefanía, El País).

«Para los muchos lectores de las novelas de John Lanchester, especialmente para los que hayan paseado por El puerto de los aromas –Premi Llibreter hace unos años–, no constituirá una sorpresa que el escritor haya decidido adentrarse mediante un ensayo en el complejo universo de espíritus animales, desregulaciones, sofisticadas matemáticas y gigantes asiáticos que ha desencadenado la actual crisis económica mundial. Después de todo, el recorrido histórico que realizaba en El puerto de los aromas por Hong Kong ya funcionaba como una gran metáfora de la evolución del capitalismo… El autor, nacido en Hamburgo, creció en la entonces colonia británica de Hong Kong, donde su padre era un empleado del hoy gigantesco HSBC. “Imperaba la más desenfrenada economía de libre mercado. No había reglas ni impuestos, ni Estado del bienestar ni garantías de atención sanitaria o escolar”… En las últimas décadas, dice, el funcionamiento desenfrenado y desregulado de la colonia se ha convertido en la normalidad del mundo, que se ha hongkonizado. La caída del Muro de Berlín fue el disparo de salida para que el sector financiero “empezara a premiarse con una parte desproporcionada del pastel económico”, hasta cifras nunca imaginadas… Lanchester dedica el libro a intentar explicarse y explicarnos qué ha pasado desde entonces y hasta el estallido de hace dos años. Y se sumerge como pocos en el mundo de los derivados financieros… Aborda también la ideología que ha guiado este camino, desde Alan Greenspan, alumno de Ayn Rand, a Margaret Thatcher o Bush, todos partidarios de un capitalismo de propietarios que ha tenido efectos en la burbuja inmobiliaria de EE.UU… Para Lanchester las décadas de capitalismo desregulado deben tocar ya a su fin: que las finanzas sirvan a la sociedad en vez de saquearla» (Justo Barranco, La Vanguardia – Dinero).

«¡Huy! recoge datos vertiginosos…Lo que se propone Lanchester en esta obra es algo tan necesario como enrevesado: explicar a los profanos las causas de la crisis. Debo decir que su empeño se ve coronado por el éxito. Incluso yo, que soy refractario a la ciencia económica, he acabado familiarizándome con los swaps, los CDO y demás productos de la ingeniería financiera. Leer acerca de productos tan tóxicos puede parecer una opción truculenta, como lo era leer las biografías de los asesinos de la mafia. Pero leer ¡Huy! me parece ahora prioritario. Porque ayuda a hacerse una idea de la realidad y debería reforzar nuestra cultura cívica e impulsarnos a presionar a los gobiernos para que corrijan la desregulación financiera. Lo que cuenta Lanchester da miedo» (Llàtzer Moix, La Vanguardia).

«El autor de novelas de éxito narra el origen y las consecuencias del caos financiero con claridad formal y rigor económico… Con ¡Huy! el autor ha demostrado que es capaz de simplificar lo complejo sin recurrir al maniqueísmo ni la síntesis exagerada. El secreto radica en buscar referentes cotidianos para explicar situaciones que en principio parecen inescrutables. Por ejemplo, para describir qué ocurrió con los créditos basura (o subprime) no es preciso estudiar macroeconomía, ni siquiera contabilidad, basta con explicar, por ejemplo, cómo un caradura logra recuperar sus bienes cuando los subasta el juzgado a pesar de que él sigue sin abonar las amortizaciones al banco y no paga a ninguno de sus acreedores» (Félix Soria, La Voz de Galicia).

Maj Söjwall y Per Wahlöö: Roseanna y El hombre en el balcón

Después de nuestra agradable reentrée, en la que hemos rematado sin las facilidades de una película a un escritor controvertido como Chester Himes, que pese a su peculiar estilo caótico no resulta fácil de dejar de leer y de disfrutar, nos toca volver a cruzar el charco y ver qué era lo que estaba pasando en Europa. Y la renovación de la novela policíaca (o si somos rigurosos, de la narrativa criminal en forma de tal) se produce en el gran norte escandinavo, y se va a quedar allí casi desde entonces. Simenon no puede hacer olvidar su condición de escritor de derechas (brillante y realista, incluso crítico) pero con un pasado tenebroso; los españoles se van a debatir entre la imitación de la novela negra americana (Reverte, Madrid), su epifanía (Vázquez Montalván) o la adaptación al costumbrismo (García Pavón); los franceses entre la novela política de izquierdas (Manchette) y el psicodrama de suspense (Narjenac & Boileau, inspiradores del Vértigo de Hitchcock); los italianos entre la ruptura de Servanenko y el estilismo de Giovanni; los ingleses aferrados al formalismo de P.D. James… Es entonces cuandoen 1965 aparece una pareja de periodistas suecos, Maj Söjwall y Per Wahlöö, que publica una novela: Rosseanna… El cadáver de una chica aparece en Estocolmo cuando se draga un canal… Nadie la ha echado de menos, nadie conoce su identidad, no hay presión mediática ni policial por resolver el asunto, sólo la tenacidad de un policía sin cualidades ni atractivos especiales, un hombre normal, incluso algo gris, con problema familiares de lo más vulgares, Martin Beck. Desde ese año, las traducciones de las novelas de Maj Söjwall y Per Wahlöö se multplican, y con el certificado de calidad sueco los países del sur de Europa (incluida Francia) empiezan a contemplar la posibilidad de que existan policías con el mismo nivel de honradez y heroicidad anónimas que periodistas, detectives privados, abogados o jueces. El patrón de la novelística  criminal europea (la americana ya lo ha hecho a su modo por ejemplo con Chester Himes) cambia y acepta las comisarías de policía como algo más que un escenario sórdido…

La novela elegida para leer este mes es, desde luego Rosseanna, pero también podéis probar, además, con otra que os aconsejo por su poder hipnótico: El hombre en el balcón.

Si tenéis alguna duda sobre lo que os digo podéis leer los prólogos a ambas novelas de dos escritores poco sospechosos de mediocres y desde luego nada de ingratos: Henning Mankell y Jo Nesbo. Ambos reconocen la deuda con los dos periodistas suecos. Desde luego, la tienen. Y no hubiera importado que no hubieran sido conscientes de ello.

Os espero a todos el próximo miércoles 28 de octubre en Matisse (C/ Campoamor, 60, www.salamatisse.es) a las 8,15 para compartir nuestras opiniones acerca de estas dos novelas, o al menos, de la primera de ellas. Espero que las disfrutéis.