Jim Thompson: 1280 almas

1280_almasEn primer lugar quería agradeceros vuestra fidelidad y continuidad en la asistencia al club de lectura de novela criminal. Como tantas otras veces, no solo nos ha permitido profundizar en el conocimiento y la lectura de autores que habíamos leído mejor o peor hace años, sino que también nos ha servido para descubrir voces que desconocíamos o que conocíamos mal. Ese ha sido mi caso con Patricia Higtsmith sin ir más lejos.

En segundo lugar, seguir un orden cronológico en lo posible siempre ofrece la ventaja de contextualizar estilos dentro de la narrativa criminal y comparar sus diferentes tradiciones, pero ya ha llegado el momento de que otros tertulianos dirijan nuestros clubs y también de que hagamos incursiones en la narrativa contemporánea y la producción de autores actuales, como haremos en las próximas sesiones, sin que por eso perdamos el hilo.

Nuestro autor elegido para febrero y también marzo es Jim Thompson. Un escritor duro y contundente en la mejor tradición de la novela negra americana que imprime un sesgo muy personal que nos recuerda a James M. Cain y la rama “tough” o más dura de la novelística americana criminal. Ya he conseguido su novela “Los timadores” que os adjunto en un archivo EPUB y si alguno lo quiere en otro formato que me lo pida y se lo enviaré personalmente, aunque la novela que leeremos en febrero será 1280 almas que deberéis buscar en libro o comprar por vuestra cuenta. Y la otra novela recomendada es “El asesino dentro de mi cabeza”. Las comentaremos las tres, junto a la película de Los timadores en ambas sesiones de febrero y marzo.

Os cito una reseña sobre una biografía de Jim Thompson de Robert Polito cuyo título, Arte salvaje, es bastante ilustrativo: “Tras las palabras de Polito encontramos muchas vivencias y episodios, desde la época en la que estuvo más ligado al comunismo hasta aquella otra en la que se ganó el pan como redactor de periódico. Vidas diferentes que se encuentran en un mismo punto: siempre fueron breves. Thompson salta a conciencia deuna punta a la otra del país, prueba suerte en Hollywood y mantiene una colaboración tempestuosa con Kubrick; vive el rechazo a sus libros y la obligación de escribir basura para seguir a flote; Marcel Duhamel eligió 1.280 almas como libro 1.000 de su série noire y en Estados Unidos le destrozaban una novela como La huida para adecuarla a un tipo como Steve McQueen. Un poco de todo, un poco de nada. A diferencia de Chester Himes, no tuvo la fortuna de poder emigrar a Francia para que su obra se revalorizase ante los buenos ojos de la vieja Europa”.
Os envío también la biografía de Jim Thompson, junto a la citada reseña para situar al autor y os recuerdo que la sesión la dirigirá Jerónimo García.
No sé si conseguiremos la película inspirada en alguna de estas tres novelas, pero vamos a intentarlo.

 Patricia Highsmith: La celda de cristal

cristalComo ya dije en noviembre nuestra autora seguirá siendo  Patricia Highsmith, una escritora que por su importancia no podemos despachar con la lectura de su primera novela. Una de las razones del retraso se ha debido a la dificultad de encontrar la novela adecuada de su extensa producción. Seleccioné tres que me parecieron interesantes y casi las he leído para decidirme. Finalmente me he inclinado por “La celda de cristal” (The Glass Cell, de 1964), por su temática inusual que arranca en un ambiente carcelario y por su posición intermedia en su obra.
“En La celda de cristal, Philip Carter ingresa en la cárcel por un crimen que no ha cometido, un delito fiscal, económico, cuando el sólo ha sido el chivo expiatorio de los auténticos desfalcadores. Su estancia en la cárcel, breve pero angustiosa, no sólo cambian su vida y la de su familia, sino que alteran el discernimiento entre el bien y el mal, tanto del protagonista como del lector. Si la novela es un alegato contra la violencia y el sistema penitenciario, no lo parece por la ausencia de moraleja o refrán final. En las novelas deHighsmith normalmente el malo sale ganando, para hacernos ver que en realidad el malo no lo es tanto, y que el bueno tampoco es el colmo de la perfección. Carter, desde la tortura sufrida en la cárcel, a través de sus relaciones con abogados, familia y otros reclusos, va transformándose en otro ser, despiadado y drogadicto, y asistimos al cambio sufrido por el protagonista de una forma impasible. Para él, simplemente las cosas suceden, y así debe ser en la mente de las personas que se deslizan poco a poco en la violencia y el crimen”. (Ver cita).
Además cuenta con la ventaja de que hay una excelente película alemana dirigida por Hans W. Geissendörfer en 1978 que fue nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa, que desde luego intetaremos conseguir y disfrutar.
Si queréis ver algunas críticas os doy algunos enlaces:
Bibliotecanegra
Filmaffinity
Fultuv

Ya sabéis que el blogspot de Diamantes ha sido cerrado por lo que os envío un epub con la novela.  Aunque os la  podéis autoregalar ya que está disponible en la Casa del Libro: Casadellibro.

Además vuelvo a enviaros la biografía de la escritora que os adjunto en un documento, y os recuerdo que en el anterior correo disponéis de más información.

Os espero a todos el próximo miércoles 21de enero a la 8,15 en Matisse , un muy cordial saludo y feliz año nuevo.